7.10.2008

El casi domingo de ayer me sorprendio.
Hubo fondue a la tarde en lo de unos amigos de madi, aya por el campo, aya pasando el puente. Ella se quedo por sus pagos, yo tome el tren. Me figuraba en poco tiempo solo, mi casa silenciosa, yo revolviendo mi comida, esperando a comer, para esperar alguna otra cosa. Nada mas distante a lo que sucedio. Cuando iba del tren a mi casa, me encontre con una vieja amiga en el camino, que iba casualmente a encontrarse con mi ex pareja, la bailarina!, esta misma que "aparecio" en mi msn tan cambiada. La acompañe.
Lindo reencuentro. Los tres desde que dejamos de vernos, en sierta forma seguimos camimos similares. Dejamos de consumir, dejamos el rock (no lo escuchabamos). Un rato despues me invito a su casa, ahi estaba su famoso novio, uno de los que mantenia mientras salia conmigo (estava en colombia en ese entonces). Lo conoci, en pocas palabras podria decir, que es yo si me hubiese dedicadao a la musica y fuese colombiano... Un doble casi. Me senti halagado. Nada raro paso. Comimos polenta con verduras (Primera vez en mi vida conciente que como polenta), nos realatamos los pormenores mas importantes de nuestra vida reciente e intercambiamos libros, yo tenia ficciones en la mano, que lo queria para releer El Sur, mientras viajaba en tren. El me presto otro: Seda, de Alessandro Baricco. Me gusto que la vida se retractara. Mantener una imagen asi de fea hubiera sido incomodo.
No paro de relacionarme con o leer a gente dedicada a las artes. Todos y cada uno de ellos me hacen sentir igual. Estoy traicionando mi ser al estudiar Economia, estoy encandenandome a un futuro que no deseo y una vida de dinero, conformismo, y TV.
Pero es solo una impresion...

1 comentario:

Natán dijo...

Ahí dijo, Gustavo: ¡Sobredosis de Tv!

Identificarse con idolos y poetas y profetas y canallas...

Caminos similares.

Mire, para seguir con ésta extrañísima cosa de mi narcisismo me citaré:

Variaciones similares.