7.28.2008

Extraño el aire de pueblo. La brisa que se cuela por el nylon. Saber que mi vida esta lo suficientemente lejos como para que ya ni me importe. Extraño viajar.
Hace varias vacaciones que no mochileo, estas serian las primeras donde rompo la racha. Todo extraño. Pelearme por ser un histerico-meticuloso-neurotico-obsesivo (alla menos), comer y dormir al lado de las serpientes grises, tener frio. Un modo de ser y vivir definido y suficiente, justificado y edificante (ademas de varatisimo)
Seguramente en estos dias me vaya para San Luis a las sierras, al campo. El frio de ahi no se escapa. Es un buen plan: Casa amplia, montaña a mi nombre y sierra de libre transito, arroyos y demases pidiendo ser conmigo, mucho tiempo de lectura, y 0 realidad.
Volvio la doña. Mi error se agrava. No devi inmiscuirme en algo de este calibre sientiendo lo que siento. Veo agotarse mi pasion (de la cual su naturaleza nos alude, les habia contado?), y al esta irse lo unico que restaria llegaria a ser, el enorme aprecio que guardo, la denuda que contraje al Si, y el sexo. El primero es un sentimiento general ante toda persona que quiero, el segundo un formalismo asqueroso, y con el tercero quien me conoce sabe que no me lleno una muela. Puede que la impresion que resulta al leer sea incompleta, pero

1 comentario:

Natán dijo...

Planié responderte (realmente: hablar de mí) en tu anterior post (lease "el ulterior" porque así es para la lectura) pero me cansé de leer (sin terminar de desidir (va con s porque seguro viene de des-idir) si me canse de leer o leerte.

Bueno de eso quiero hablar, la estupidez, esa que elije el que se adapta...