11.15.2008

Muero en ganas de salir volando hacia cualquier lado. El clima me encanta. Huele a domingo. hace un rato vuelvo de la facultad. Un recorrido hermoso en la bici, hoy no hay tantos autos ni calor, lo que lo hicieron genial. No soporto que suceda un dia tan lindo y relajante sin que yo participe de el. Ahora me visto y me voy.
Durante todo el viaje y parte de la clase mi mente se centro en las vacaciones. Decidi no depender del quorum y hacer la mia, compañeros siempre se encuentran. Siempre quise conocer peru y bolivia. Mas aun que al Sur.
Hoy habia una payamedica en la facultad, ella muy persuasiva se ocupo de convencer (o intentarlo) a todo hombre que pasara para que se inocule contra la rubeola. En cuanto vi el anuncio de que vacunaban, me meti y a los 30 segundos estava afuera. Muy divertido ver a mis compañeros (tan machos ellos) quienes ante todos nosotros, se resistian con escusas infantiles ante la insistencia de la payamedica por combatir la rubeola congenita. Como antes de decir que no miraba nuestras caras, sabiendo todo lo que estaba relegando, sabiendo, sabiendo. A la larga todos se inocularon (exepto el prof). Pero fue una secuencia demasiado graciosa.
Me voy

1 comentario:

Natán dijo...

A mi no me pinchan gratis.